Mamografía

MAMOGRAFÍA DIGITAL

MAMOGRAFÍA DIGITAL

¿Qué es y para qué sirve?

La mamografía digital es una clase especial de imagen en la que se usa un equipo de baja dosis de Rayos X y un sistema de digitalización para producir imágenes de los tejidos mamarios. Es un examen simple, que se hace como un estudio estándar de exploración, para determinar la presencia de asimetrías de densidad, nódulos, microcalcificaciones y otras lesiones (benignas o malignas).

Importante

Los especialistas coinciden en que los tratamientos exitosos de cáncer de mama están vinculados a un diagnóstico precoz. La Mamografía Digital juega un papel importante en la detección temprana de los cánceres de mama porque muestra cambios en los pechos hasta 2 años antes que el paciente o el médico puedan palparlos.

  • Es importante siempre aportar los estudios previos realizados, para que el profesional pueda efectuar una comparación y así llegar a un diagnóstico más certero.
  • La mamografía es “La representación radiográfica del tejido blando de la glándula mamaria”, con lo que se obtiene información sobre su estructura, para poder determinar si ésta es normal o patológica.
  • El estudio es realizado por un técnico radiólogo quien posicionará la mama en una plataforma especial que la comprime y toma imágenes desde distintos ángulos.
  • Durante la toma de las imágenes (que sólo duran segundos) notarás presión y deberás aguantar la respiración para que éstas no salgan movidas.
  • Debés saber que no sentirás dolor, aunque sí algunas molestias durante la compresión de la mama.
  • Asegurate de informar al técnico si te duele a medida que aumenta la compresión. Si sufrís de gran incomodidad, se utilizará menos compresión. Recordá siempre que la compresión permite obtener mamografías de mejor calidad.

 

MAGNIFICACIÓN MAMARIA

¿Qué es y para qué sirve?

La magnificación mamográfica consiste en obtener imágenes ampliadas de algunas zonas en las que la Mamografía no resulta lo suficientemente concluyente para el médico que la ha estudiado.

Este procedimiento suele ser indicado por dos principales razones:

1) Para estar seguro de la presencia de una lesión: Por lo tanto, el indicar una magnificación mamográfica no presupone, necesariamente, que se haya visto algo preocupante en la Mamografía. De hecho, puede ocurrir que, tras realizar dicha magnificación, no se aprecie ninguna lesión.

2) Para evaluar mejor las características radiológicas de una lesión ya demostrada en la Mamografía: En estos casos, se ha detectado algo en la Mamografía, pero el médico necesita más información para tomar una decisión.

Tras la magnificación, y a criterio del médico, en algunos casos es necesario completar el estudio con Ecografía Mamaria, o bien otras proyecciones mamográficas.

Para saber más sobre las preparaciones consulte la “Guía para el paciente

No se admiten más comentarios