Densitometría

DENSITOMETRÍA ÓSEA POR TOMOGRAFÍA COMPUTADA

¿Qué es y para qué sirve?

La densitometría es un examen que utiliza bajas dosis de radiación para observar un área determinada del cuerpo, en búsqueda de señales de pérdida de minerales o debilitamiento óseo y permite medir la densidad ósea de una persona; mientras menor sea la densidad de un hueso, mayor será el riesgo de sufrir fracturas, por lo cual, es un estudio eficaz para diagnosticar la osteoporosis y enfermedades similares que generan pérdida ósea.

Importante:

  • Los exámenes de densidad ósea son rápidos y no dolorosos.
  • Pueden ser necesarias evaluaciones rutinarias cada dos años para observar un cambio significativo, ya sea disminución o aumento, en la densidad ósea.

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos Beneficios?

Beneficios

  • La densitometría ósea es un procedimiento simple, rápido y no invasivo.
  • No se requiere anestesia.
  • La cantidad de radiación utilizada es extremadamente pequeña.
  • El examen es el método no invasivo disponible más preciso para el diagnóstico de la osteoporosis y también se lo considera un exacto estimador del riesgo de fractura.
  • No queda radiación en el cuerpo de un paciente luego de realizar el examen de rayos X.

Riesgos

  • Siempre existe una leve probabilidad de tener cáncer como consecuencia de la exposición a la radiación. Sin embargo, el beneficio de un diagnóstico exacto es ampliamente mayor que el riesgo.
  • Las mujeres siempre deberán informar a su médico o al tecnólogo de rayos X si existe la posibilidad de embarazo.

Para saber más sobre las preparaciones consulte la “Guía para el paciente.

No se admiten más comentarios